Make your own free website on Tripod.com

SOY UN CONQUISTADOR

  

HOME

RELATOS

ESPECIALIDADES

CAMPOREES

CLUBES DE CONQUISTADORES

ORDEN CERRADO

SERMONES PARA CONQUISTADORES

HIMNO DE  LOS CONQUISTADORES

DESCARGAS

Actuar - actuar 

LA IASD EN EL MUNDO

EL TEATRO COMO MEDIO DE PREDICACIÓN

 

 

EL TEATRO COMO MINISTERIO DE LA PREDICACIÓN

El cielo En La Tierra

PERSONAJES:

MAESTRO: ........................................................
HIJO: ................................................................
ÁNGEL I: ..........................................................
ÁNGEL II: .........................................................
ÁNGEL III: .......................................................
SACERDOTE: ...................................................
PILATOS: ..........................................................
SOLDADO I: .....................................................
SOLDADO II: ...................................................
PEDIDO I: ........................................................
PEDIDO II: .......................................................
MUJER: .............................................................

(Se ve una escena del nacimiento de Jesús)

NARRADOR: En belén Jesús nació, pero cual fue el drama? Todos las trivialidades, el desamor, conflictos familiares

(Están reunidos el Maestro, Espir, y el Hijo)

                                                                ACTO I

MAESTRO: La tierra ya no oye mi voz, se han vuelto a sus ídolos y sus pretensiones se han engrandecido en gran manera.
ESPIR: Nuestro cielo está nublado maestro, con inquietud pues lleno está de trivialidades...
MAESTRO: Hijo amado es necesario que se concrete el plan ya diseñado, guiarlos debes para su salvación.
HJIO: (Mira a ambos)
ESPIR: No será fácil, las tribulaciones estarán en pie, donde vayas deberás estar firme.
MAESTRO: Es necesario que sufras y vivas el dolor humano, el desprecio, el escarnio, tendrás hambre, sed, tribulación que no te imaginas...
HIJO: Seré el reparador de portillos anunciado por el profeta, anunciaré el reino y el de corazón contrito y humilde irá en pos de mí.
MAESTRO: Te harás hombre y como tal, deberás ser victorioso. La naturaleza carnal es siempre inclinado al mal, pero la fe inquebrantable en tu padre percibirán los que te siguieren.
HIJO: En la sublimidad flameará tu estandarte, victorioso padre, he de volver para que como yo hiciere también lo hagan.
MAESTRO: Mi pueblo, mi pueblo nos ha abandonado, has que vuelvan a mí (Música)
ÁNGEL I : (Ingresando) Destruirá a la muerte para siempre, y enjugará mi Dios el Señor las lágrimas de todos los rostros y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; por que es Jehová lo ha dicho. Y se dirá en aquel día: He aquí este es nuestro Dios! Le hemos esperado, y nos salvará ¡este es Jehová, a quién hemos esperado! Nos gozaremos y nos alegraremos en su salvación.
MAESTRO: ¡Oh, mi creación! Cuanto te he amado, cuanto te engrandecí, te puse en la tierra para que te enseñorees, te hice un poco menor que los ángeles... (Música)
PEDIDO 1: Sáname Jehová y quedaré sano; sálvame y seré salvo, por que tú eres mi alabanza. La gente dice: ¿dónde está la palabra de Dios? Que se cumpla ahora. Más yo he ido en pos de ti para incitarte a castigarlos, ni deseé el día de la calamidad; tú lo sabes. Lo que mi boca ha dicho fue en tu presencia. No me seas tu por espanto pues mi refugio eres tu en el día malo...
PEDIDO II: Aunque nuestras iniquidades testifican en contra de nosotros, Jehová, ¡Actúa por amor de tu nombre! Porque nuestras rebeliones se han multiplicado, contra ti hemos pecado. Tu la esperanza de nosotros, su salvador en el tiempo dela aflicción. ¿Por qué te has hecho como forastero en la tierra, como caminante que se retira para pasar la noche? ¿Por qué eres como un hombre atónito, como un valiente incapaz de librar? Sin embargo, tu estás entre nosotros y sobre nosotros es invocado tu nombre; no nos desampares.
HIJO: Nuestro pueblo desfallece Padre, quieren un libertador, mas no habremos de escucharlo?
PADRE: Hijo, lleva espada, discordia y separación por causa de ti pero dales la alegría y el gozo en su corazón, enséñales a amar con el amor divino e infinito con que lo hemos amado. Florecerá profusamente y también se alegrará y cantará con júbilo; la gloria del Líbano le será dada, la hermosura del caramelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de Jehová, el esplendor del Dios nuestro...
HIJO: Así será Ángel mío, Padre iré adelante con el galardón puesto en alto, y será la justicia, no obstante los dolores, y los sinsabores que tendré que afrontar...
ESPIR: Maestro glorioso, misericordiosos que perdona la maldad de los hombres, que les envía un salvador por que sea exaltada tu diestra y en el amor te glorifiquen en tus imperecederas obras; enviemos al Hijo cuyo nombre será Emmanuel...

CANTO: Gloria a Dios en lo alto, Gloria a Dios en las alturas y paz a los hombres de buena voluntad.

TELON

ACTO II

NARRADOR: Todos los reinos de los hombres grandiosos, todo lo anunciado por los profetas, la majestuosidad de tu nombre, oh Dios se elevan a ti... se acerca el día esperado donde la quietud se vuelve en inquietud, el cielo v ha experimentar la separación de un ser querido, muy amado, solo hay una pregunta ¿volverá victorioso?

(Solo el Padre)

HIJO: (Ingresando) Padre mío (Se postra ante le padre ys e oye una canción de los ángeles)
ÁNGEL I: Mira a él y sed salvos, todos los términos de la tierra porque el es Dios, y no hay otro, por el mismo hizo juramento, de su boca salió palabra en justicia y no será revocada.
ÁNGEL II: Ante él se doblará toda rodilla y jurará toda lengua, y de él se dirá: ciertamente en él está la justicia y la fuerza. A él vendrán, y todos los que contra él se enardecen serán avergonzados. En Dios será justificada y se gloriará todo la descendencia de Jacob.
ÁNGEL III: He aquí que el siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, será puesto muy en alto...
ÁNGEL II: Como se asombrarán de ti muchos, pues de tal manera estará desfigurada su apariencia, que su aspecto no parecerá el de un ser humano, así asombrará él a muchas naciones, los reyes cerrarán ante él la boca, porque verán lo que nunca les fue contado y entenderán lo que jamás habían oído.
ÁNGEL I: ¿Quién a creído a nuestro anuncio y sobre quien se ha manifestado el brazo de Jehová?
ÁNGEL III: Subirá cual renuevo delante de él, como raíz de tierra seca. No hay hermosura en él, ni esplendor; le verán mas sin atractivo alguno para que lo aprecien.
ÁNGEL II: Despreciado y desechado entre los hombres varón de dolores, experimentado en sufrimiento; y como que se escondió de él el rostro, fue menospreciado y no lo estimaron.
MAESTRO: Hijo, hijo mío no quiero enviarte, no quiero ver que sufras la ingratitud humana...
HIJO: Es necesario, Padre, es necesario que se cumpla todo lo escrito.
MAESTRO: (Sale mientras se queda el hijo se queda solo)

ESCENA II

ÁNGEL I: Siento el dolor en nuestra atmósfera como aquel día que el hombre pecó.
ÁNGEL II: Dios ha luchado mucho para decidir, si deja morir al hombre culpable o dará a su amado hijo para que muera por él.
ÁNGEL I: Cuantos de nosotros quisimos morir por el hombre pecador, pero ha sido imposible.
ÁNGEL III: De nada hubiera valido. La trasgresión es tan grande que la vida nuestra no la puede pagar.
ÁNGEL I: Es que nada fuera de la muerte y la intersección del Señor podía pagar la deuda y salvar al hombre perdido del pesar y la miseria sin esperanzas.
ÁNGEL III: Tenemos la única misión que cumplir, que es la de proteger al Hijo para subir y bajar con el bálsamo fortalecedor que procede de la gloria, para suavizar los sufrimientos del Hijo y servirle ...
ÁNGEL I: Es imposible para Dios alterar o cambiar su ley para salvar al hombre perdido y apunto de morir, por eso permitirá que su Hijo amado muera por la trasgresión del hombre (música).
HIJO: (Ingresa con gran pesadumbre)
ÁNGEL I: Señor ... mi corazón está acongojado, permítenos hacer tu obra...
HIJO: Uds. Mis queridos ángeles estarán conmigo, fortaleciéndome a cada instante, tomaré la naturaleza humana y mi fortaleza descenderá quedamente. Uds. Serán testigos de mi sufrimiento, y no harán nada para rescatarme, no deben interferir ni evitar nada de lo que contemplen.
ÁNGEL III: Señor, Príncipe querido, tus palabras son como dos rictus de amargura que no nos consuela.
HIJO: Uds. Tendrán parte en la resurrección, mediante mi expiración rescataré a muchos y destruiré al que tiene el poder de la muerte, y mi Padre Dios me dará el reino de su grandeza, debajo de los cielos y lo poseeré para siempre jamás...
ÁNGEL I: Que triste será tu paso por la tierra, pero ...
HIJO: Les encarezco mis ángeles que acepten el plan que mi Padre ha diseñado, por mi muerte el hombre caído podrá ser nuevamente exaltado, y obtener el favor del cielo.
ÁNGEL II: (Con reverencia) Grandiosa es su majestad, que su sangre sea derramada para a la liberación final.

TELON

ACTO III

ESCENA I
(Aparecen los diablos)
DIABLO 1: Yo hubiera podido derribar al Hijo de Dios de su exaltada posición al provocar la caída del hombre...
DIABLO 2: Si, ja, ja, ja
DIABLO 1: Cuando Jesús tome la naturaleza humana podré dominarlo ja, ja, ja, ja; e impediré que se cumpla el plan de salvación ¡Yo, el Lucero de la Mañana, el Querubín Protector (exaltándose) al fin seré vencedor.
DIABLO 2: En tierra fuimos echados, ahora solo buscaremos el árbol de la buena vida, que nuestra venganza derrame su sello ji, ji, ji....
DIABLO 1: Oh esa batalla por poco lo ganamos, ahora veremos la caída del hijo del hombre Ja, ja , ja, ja
DIABLO 2: Yo sé donde está ahora, ja, ja, ja esta sin comer cuarenta días, se bueno dale de comer, ja, ja, ja, ja, ja
DIABLO 1: Eres malévolo, ja. ja. ja, ja
DIABLO 2: Espero volver con mis antiguos poderes, gozar de mis posesiones, ser servido por mis leales de la tierra....
DIABLO I: Hasta el fondo del abismo he de sumergirme para destruirlo, con mis dotes hipnóticos. Irá donde mi voluntad lo envíe ja, ja, ja
(Mientras giran alrededor ingresa el hijo y se arrodilla)
NARRADOR: Entonces el hijo fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo. Después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, sintió hambre.
DIABLO: Siendo el hijo de Dios (acercándose) el Mesías, estas con hambre, podrías hacer caer el maná como en los tiempos de Moisés. Di que estas piedras se conviertan en pan.
HIJO: Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios
DIABLO: Ves, la ciudad Santa? Ahora desde este pináculo del templo, observa las grandes construcciones. si eres Hijo de Dios, tírate abajo, pues escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti y en sus manos te sostendrá, para que no tropieces con tu pie en piedra.
HIJO: Escrito también está; no tentarás al Señor tu Dios.
DIABLO: Ves los reinos, los reinos del mundo, las riquezas, los tesoros en piedras preciosas a mi me pertenecen. Todo eso te daré, si postrado me adoras.
HIJO: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y solo a él servirás.
DIABLO: (Se va votando chispas) (Ingresan los tres ángeles)
ÁNGEL I: (Postrándose) santo eres en verdad y en toda virtud.
ÁNGEL III: (Le da de comer) Sublime hijo de hombre, oh Dios Altísimo.
ÁNGEL II: Santo, santo es el hijo de Dios, hosanna, hosanna
(Salen los ángeles, queda solo el hijo y se arrodilla)

ESCENA II

NARRADOR: Jesús oraba en la penumbra de la noche, aún más clamorosa él veía el fin temblar y lágrimas caer como gotas de sangre caer. Toda la grandiosidad expresada en la humanidad, aquellos días funestos obraban en su mente, la gloria experimentada y hecha por Dios quedaban fijos en los recuerdos, mas se nublaba su pensamiento en que esa gloria no lo viera la humana. Todos los insultos, toda las burlas de los seres amados que no comprendían su dolor, al ver tanto desprecio se desgarró su corazón...
(Música)
HIJO: ... Y se que siempre me escuchas (pausa) ya no se que hacer... Dios mío mi alma tiene sed de ti (música) Aparta de mi este cáliz pues ya no lo soporto, mas no se haga mi voluntad sino la tuya...


ESCENA III

SACERDOTE: Alborotas a Jerusalén y a sus alrededores, con milagros, vulneras nuestra paz en el día de pascua que se acerca, tus discípulos pregonan nuevas buenas, cautivas al pueblo con tu anda de profeta, dime pues ¿acerca de tu doctrina?
HIJO: Yo públicamente he hablado al mundo; siempre he enseñado en la sinagoga y en templo, donde se reúnen todos los judíos, y nada he hablado en oculto ¿por qué me preguntas a mi? Pregunta a los que han oído, que les haya yo hablado; he aquí, ellos saben lo que he dicho.
SOLDADO I: (Lo golpea) Así respondes al sumo sacerdote?
HIJO: Si he hablado mal, testifica en que está mal; y si bien ¿por qué me golpeas?
SACERDOTE: (Comentando) ya hemos recurrido a todo ni nuestros falsos testigos dan resultado, y no podemos hallar testimonio que lo comprometa ¿Cómo podremos condenarlo? Ya vendrá la razón de enunciar su verdad
HOMBRE: Nosotros le oímos decir yo derribaré este templo hecho a mano, y en tres días edificaré otro hecho sin manos.
SACERDOTE: ¿No respondes nada? ¿qué testifica en contra de ti? (silencio) yo el sumo sacerdote de conjuro por el Dios viviente dinos, ¿si eres tú el Cristo, el hijo del bendito?
HIJJO: Tu lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.
SACERDOTE: (rasgando sus vestiduras) ¡Ha blasfemado!¿ qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia. ¿Qué os parece?
VOCES: ¡Es reo de muerte!
PILATO: (Ingresando) ¿Qué acusación traéis contra este hombre?
SACERDOTE: Si este no fuera malhechor, no te lo habríamos entregado.
PILATO: Tomadle vosotros, y juzgadle según vuestra ley.
SACERDOTE: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie.
PILATO: ¿Eres tu el rey de los Judíos?
HIJO: ¿Dices tú esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mi?
PILATO: ¿Soy yo acaso Judío? Tu nación , y los principales sacerdotes, te han entregado a mi ¿Qué has hecho?
HIJO: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo , mis servidores pelearían para que no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.
PILATO: ¿Luego, eres tu rey?
HIJO: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he venido al mundo para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.
PILATO: ¿ Qué es la verdad? (Al público) ¡yo no hallo en él ningún delito! Pero vosotros tenéis la costumbre de que os suelte uno en la pascua ¿a quien queréis que os suelte, a Barrabás, o a Jesús llamado el Cristo rey de los Judíos?
SACERDOTE: No a este, sino Barrabás.
VOZ FEMENINA: No tengas nada que ver con este justo; porque hoy he padecido mucho en sueños por causa de él
PILATO: Me habéis presentado a este como un hombre que perturba el pueblo; pero habiéndolo interrogado yo delante de vosotros, no he hallado en este hombre delito alguno de aquellos de que le acusáis . ni aún herodes , porque os remití a él ; y he aquí, nada digno de muerte ha hecho este hombre
SACERDOTE: Crucifícale, crucifícale
PILATO: Azotadle (sale)
SOLDADO I: (Burlonamente) Con qué eres el Rey? Ja, ja, ja todo Rey debe llevar su corona ( Le pone la corona de espinas).
HIJO: (Muestra de dolor)
SOLDADO II: Salve Rey Ja, ja, ja ( le golpea en el rostro) o no, no, el Rey de los judíos... (ríe)
SOLDADO I: Aquí está tu cetro (le entrega una vara)
SOLDADO II: (Arrodillándose) ¡ Salve, Rey de los judíos!
SOLDADO I: (Tomando la vara lo golpea varias veces) Golpe Rey, golpe...
ÁNGEL III: (Saliendo) Dio su cuerpo a los heridores y sus mejillas a los que le mesaban la barba; no apartó su rostro de injurias y de esputos (sale)
SOLDADO I: (Cubriéndolo el rostro al hijo) toma este golpe (puñetazo) profetiza Rey de los judíos y dinos quién te golpeó (ríe).
VOZ FEMENINA: No tengas nada que ver con este justo; porque hoy he padecido mucho en sueños por causa de él
PILATO: (Ingresando coge al Hijo y lo presenta al público) Mirad, os lo traigo fuera, para que entendáis que ningún delito hallo en él. He aquí el hombre ¿Que haré contigo, mas ni una maldad he hallado en ti ¡dime algo que pueda remediar esta situación! (a los asistentes) ¿Qué haré?
VOCES: ¡Crucifícale, crucifícale!
PILATO: Tomadle vosotros, y crucificadle; porque yo no hallo delito en él.
SACERDOTE: Nosotros tenemos una ley, y según nuestra ley debe morir, porque se hizo a si mismo Hijo de Dios.
PILATO: (Al Hijo) ¿de dónde eres tu? (Silencio) ¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para soltarte?
HIJO: Ninguna autoridad tendrías contra mi sino te fuera dada desde arriba; por tanto, el que a ti ha entregado, mayor pecado tiene.
VOCES: Si a este sueltas, no eres amigo del César, todo el que se hace Rey, a César se opone...
PILATO: ¡He aquí vuestro Rey!, ¿Qué mal ha hecho?
SACERDOTE: ¡Fuera, fuera, crucifícale!
PILATO: ¿A vuestro Rey he de crucificar?
SACERDOTE: No tenemos más rey que César
PILATO: (Toma un poco de agua y se lava las manos) Inocente soy yo de la sangre de este justo; allá vosotros.
SACERDOTE: Su sangre, sea sobre nosotros. Y sobre nuestros hijos.
(los soldados se lo llevan a Jesús, salen todos)


ESCENA IV

(Los soldados le quitan la capa al Hijo)

MUJER: (Llorando) Rabí, Rabí... maestro, maestro...
HIJO: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mi, sino llorad por vosotros mismas y por vuestro hijos, porque vendrán días en que diréis: Bienaventuradas las estériles y los vientres que no concibieron y los pechos que no criaron. Entonces comenzarán a decir a los montes: Caed sobre nosotros y a los collados; Cubridnos porque si en árbol verde hacen estas cosas. En el seco ¿Qué no se hará? (salen)


ESCENA V

(Aparece crucificado)
HIJO: Padre perdónalos porque no saben lo que hacen.
HOMBRE: A otros salvó, sálvese a sí mismo, si este es el Cristo
SOLDADO I: Si tu eres rey de los judíos, sálvate a ti mismo.
SOLDADO II: Si eres Rey desciende de la cruz. Tú, el que derriba el templo y entres días lo reedificas, sálvate a ti mismo. Si eres hijo de Dios sálvate.
SACERDOTE: A otros salvó, pero así mismo no se puede salvar. Si es el Rey de Israel, que descienda ahora de la cruz, y creeremos en él. Confió en Dios; líbrelo ahora si le quiere, porque ha dicho soy hijo de Dios.
HIJO: ¡Eloí, Eloí! ¿lama sabactani? Dios mío, Dios mío. ¿Por qué me has abandonado? (desamparado).
HOMBRE: Mirad, llama a Elías.
SOLDADO I: (Le da de beber vinagre) Dejad, veamos si viene Elías a bajarlo.
HIJO: En tus manos encomiendo mi espíritu. (muere - música triste)
ÁNGEL I: Ciertamente él llevó las enfermedades del mundo y sufrió los dolores de ellos ¡pero ellos los tuvieron como azotado y afligido por Dios.
ÁNGEL II: Pero el fue herido por las rebeliones, molido por los pecados del mundo. Para darles la paz, cayó sobre él, el castigo, y por sus llagas fueron curados.
ÁNGEL III: Todos se descarriaron como ovejas, cada uno se apartó por su camino, mas Jehová cargó en él, el pecado de todo el mundo.
ÁNGEL II: ¿Quién habrá creído en nuestro anuncio? Pero angustiado él y afligido no abrió su boca; como un cordero fue llevado al matadero; como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, no abrió su boca.
ÁNGEL III: Oh hombres violentos, por medio de él y de juicio fue quitado; y su generación quién la contará?
Porque fue arrancado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de su pueblo, fue herido.

TELÓN

ACTO IV

(El mismo escenario del primer acto, aparece de rodillas el Hijo ante el Padre)
NARRADOR: El dolor se apodera del hijo, el gran temor, al cruel destino que le espera con el corazón contrito casi lloroso.
HIJO: No me abandones Padre, nunca me abandones en la penumbra oscura del día; en la multitud de los días que se vienen; fortaléceme con grandeza; mas no dejes ser Dios sino hombre, consuela mi alma a cada instante en cada clamor mi espíritu no se doblegue. Ante la dificultad de esta hora en el día de mi agonía no me dejes ni me desampares.
MAESTRO: Hijo mío, resulta difícil para mí y para todo nuestro reino que vayas tu muchos ángeles quieren ir, pero el mundo tiene que comprender que lo amamos, pues le dimos la vida, lo vimos crecer, lo cuidamos cual retoño y ahora no se acuerdan de nosotros; se olvidaron por completo de las maravillas de nuestras obras... trasforma el ser de ellos.
HIJO: Lo haré Padre, aunque resulte dolorosa esta separación, aunque tenga que experimentar este dolor y descender al Seol, sé que más allá de esto está tu sublime gracia (música) Y triunfante con el estandarte de la vida donde el aguijón de la muerte pierde su poder, pues diré que lo vencí...
MAESTRO: Ve hijo mío, el tiempo se acercado, también enviaremos al que ha de preparar el camino proclamando: Arrepentios, porque el reino de Dios se ha cercado Voz que clama en el desierto; preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas.
HIJO: Hasta pronto Padre, no te alejes de mí (sale del escenario).
MAESTRO: Anda hijo mío... (al Espir) se parte mi alma al saber que se va de nuestro lado, quisiera que vuelva victorioso sabiendo que pueda cumplir todo lo escrito.
ESPIR: Así se hará Maestro, tengo la certeza que Emmanuel volverá con nosotros, triunfante y anunciaremos el fin de nuestro enemigo (se retira).
MAESTRO: Que así se haga. ¡Ángel!
ÁNGEL: Di mi Rey.
MAESTRO: Gran Serafín acompaña al Espir y anuncia a la virgen que concebirá un hijo del Espíritu Santo.
ÁNGEL: Se haga tu voluntad Señor, iré a Belén de Efrata donde nacerá el Salvador Divino y el Rey de Reyes.

TELÓN

(Se ve una escena del nacimiento de Jesús)

NARRADOR: En la tierra paz, buena voluntad para con los hombres, la luz verdadera que alumbra a todo hombre, venía a este mundo, en el mundo estaba, y fue hecho por medio de él , pero el mundo no le conoció. A los suyo vino, pero los suyos no le recibieron, mas a los que le recibieron, a quienes creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. El verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros lleno de gracia y de verdad. Vimos su gloria, gloria como del unigénito padre

TELÓN

                                                                   F I N


Angel Maguiña
http://americo.tripod.com.pe/elteatrocomoministeriodelapredicacin/

PRINCIPAL

OBRAS TEATRALES

La victoria de Cristo

El cuarto Rey mago 

Por la libertad

 Mamá Rocío 

 Por ti hijo mio 

El cielo en la tierra 

 La Caida 

 El Pecado de David

La Conversión de Pablo 

 Álbum de fotografías 

Hijo mío 

Acerca de mí 

 

 

SI QUIERE COMPARTIR SUS INQUIETUDES O ENVIARNOS UNA DE SUS OBRAS, NO LO PIENSE MÁS, HAGA CLICK AQUÍ

Al buscador de La iglesia Adventista del 7mo día

         Nedstat Basic - Free web site statistics

LEA Y ESCRIBA NUESTRO LIBRO

 Américo Maguiña