Make your own free website on Tripod.com

SOY UN CONQUISTADOR

  

HOME

RELATOS

ESPECIALIDADES

CAMPOREES

CLUBES DE CONQUISTADORES

ORDEN CERRADO

SERMONES PARA CONQUISTADORES

HIMNO DE  LOS CONQUISTADORES

DESCARGAS

Actuar - actuar 

LA IASD EN EL MUNDO

EL TEATRO COMO MEDIO DE PREDICACIÓN

 

 

EL TEATRO COMO MINISTERIO DE LA PREDICACIÓN

La victoria de Cristo

PERSONAJES:

JESÚS.....................................
JUDAS ..................................
DIABLO................................
BETHERAN.........................
ANGEL I .............................
ANGEL II ............................
SACERDOTE ........................
SOLDADO I ..........................
SOLDADO II .........................
PILATO..................................
HERODES .............................


                                                             ACTO I

Escena I

(Ingresa seguido del diablo)
JUDAS: Que desperdicio ¿Por qué no fue este perfume vendió por trescientos denarios, y dado a los pobres?
DIABLO: Ja, ja, ja ¿ah ladrón, cuanto más querías robar? está bien lo que haces, de vez en cuando un poco de dinero sustraídos de las bolsas no es nada (salen)

Escena II

GRUPO: (ingresan con palmeras) hosanna, hosanna al Hijo de David! Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Rosana en las alturas! ¡paz en el cielo y gloria en las alturas!
SOLDADO II: ¿Quién es este?
SODADO I: Este es Jesús, el profeta, el de Nazaret de Galilea
BETHERAN: Maestro, reprende a tus discípulos.
JESÚS: Os digo si estos callaran las piedras clamarían. (pausa) Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que ton enviados! ¡cuántas veces quise juntar a tus hijos como la gallina junta a sus polluelos debajo de las alas pero no quisiste! Vuestra casa os es dejada desierta, pues os digo que desde ahora no volveréis a verme hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor.
(Salen todos se queda Jesús)
JESÚS: Mi alma está triste hasta la muerte (Se arrodilla)
DIABLO: (Ingresa) ¿Qué haces aquí vuélvete al cielo deja al hombre con sus sufrimientos?
JESÚS: Abba, Padre, todos las cosas son posibles para ti; aparta de mi esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tu.
DIABLO: Ah tienes miedo de morir, ja, ja, ja, no insistas en ser hombre, porque estás en mi reino... yo te derrotaré por la eternidad.
JESÚS: Padre, padre si quieres pasa de mi esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
ANGEL I: Valor, Señor no temas el cielo está expectante
VOZ EN OFF: Hijo mío si quieres puedes volver, pero el destino de la humanidad estará sellado por la eternidad y perderemos para siempre al hombre. Y el diablo será el vencedor...
DIABLO: Vuelve al cielo, que haces sufriendo por los que no te comprenden ni te aman, mira aquellos que se pierden con sus propias pasiones, todos siguen sus inclinaciones, renuncia que nadie comprenderá lo que vas hacer... y si persistes serás derrotado por el dolor humano que Uds. Crearon, ja ,ja, ja (sale)
JESÚS: Abba Padre Hágase tu voluntad... la hora ha llegado

Escena III

(se oyen pasos)
JUDAS: (Ingresa y besa a Jesús) Maestro
JESÚS: Judas, ¿con un beso entregas al hijo del hombre?
JUDAS: (Sale)
SACERDOTE: (Ingresando con los soldados) Alborotas a Jerusalén y a sus alrededores, con trucos de mago, lesionas nuestra paz en el día de pascua, tus discípulos pregonan nuevas buenas, cautivas al pueblo con tu trajín de rey, dinos pues ¿acerca de tu doctrina?
JESÚS: Yo públicamente he hablado al mundo; siempre he enseñado en la sinagoga y en templo, donde se reúnen todos los judíos, y nada he hablado en oculto ¿por qué me preguntas a mi? Pregunta a los a los que han oído, que les haya hablado; he aquí ellos saben lo que yo he dicho
SOLDADO I: (Abofeteándolo) ¿Así respondes al sumo sacerdote?
JESÚS: Si he hablado mal, testifica en qué está mal; y si bien, ¿por qué me golpeas?
BETHERAN: Este dijo : puedo derribar el templo de Dios, y tres días reedificarlo
SACERDOTE: ¿No respondes nada? ¿qué testifica en contra de ti? (silencio) yo el sumo sacerdote de conjuro por el Dios viviente dinos, ¿si eres tú el Cristo, el hijo del bendito?
JESUS: Tu lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.
SACERDOTE: (rasgando sus vestiduras) ¡Ha blasfemado!¿ qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia. ¿Qué os parece?
BETHERAN: ¡Es reo de muerte!
SOLDADO I: (Lo escupe y le da de puñetazos)
SOLDADO II: (Cubriéndole sus ojos) Profetízanos Cristo, dinos quien te golpeó
SACERDOTE: Llevadlo al pretorio, para que Poncio Pilato lo juzgue
(Los soldados se lo llevan a Jesús)
JUDAS: (Ingresa, mirando al sacerdote) Yo he pecado, eh entregado sangre inocente (saca la bolsa de dinero) aquí está tu dinero, liberen a mi maestro.
BETHERAN: ¿Liberarlo? Ya es muy tarde, además ya está en manos de Roma quien lo juzgará por sedición
JUDAS: Libérenlo, este es su dinero, rompamos el trato...
BETHERAN: Treinta monedas de plata era tu asignación y nosotros no rompemos el trato.
JUDAS: Señor sumo sacerdote, soy un pecador, líbrenme de esto
SACERDOTE: A nosotros no nos importa, allá tu con tu conciencia...
JUDAS: (Arroja las monedas y sale corriendo)
BETHERAN: (Recoge las monedas) No es lícito echarlas en el tesoro de las ofrendas, porque es precio de sangre... (salen)

ACTO II


JUDAS: (Ingresa por la otra puerta cogiéndose la cabeza lamentándose)
Escenario cubierto de negro, luces negras

....... ingresan dos hombres vestidos de negro con guantes blanco, luces negras, después de divagar, lo cogen por el cuello y lo ahorcan, cae muerto lo sacan mientras que se escucha una música de lamento....





ACTO III

ESCENA I

( En el palacio, los soldados hacen ingresar a Jesús, seguido de los Sacerdotes)
SOLDADO I: Rey de los judíos?
SOLDADO II: Si, el Mesías, ja, ja, ja
PILATO: (Ingresando) ¿Qué acusación traéis contra este hombre?
SACERDOTE: Si este no fuera malhechor, no te lo habríamos entregado.
PILATO: Tomadle vosotros, y juzgadle según vuestra ley.
SACERDOTE: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie.
BETHERAN: A éste hemos hallado que pervierte la nación, y que prohíbe dar tributo a César, diciendo que él mismo es el Cristo, un rey.
PILATO: ¿Eres tu el rey de los Judíos?
JESÚS:¿Dices tú esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mi?
PILATO: ¿Soy yo acaso Judío? Tu nación , y los principales sacerdotes, te han entregado a mi ¿Qué has hecho?
JESÚS: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo , mis servidores pelearían para que no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.
PILATO: ¿Luego, eres tu rey?
JESÚS: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he venido al mundo para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.
PILATO: ¿ Qué es la verdad? (Al público) ¡yo no hallo en él ningún delito!
BETHERAN: Alborota al pueblo, enseñando por toda Judea, comenzando desde Galilea hasta aquí.
PILATO: ¿Es Galileo?
SACERDOTE: Si
PILATO: Entonces llevadlo a Herodes, que es su Jurisdicción (sale)

ESCENA II

(Las luces se prenden y apagan)
HERODES: (Ingresa) que bien que lo hayan traído, porque hace tiempo deseaba verte, he oído mucho acerca de ti , entonces nos deleitarás con alguno de tus trucos, has un milagro (silencio, a los Sacerdotes) ¿por qué no me habla? le habéis sacado la lengua?... y ¿tu eres el Mesías? ..., ¿cómo resucitas a los muertos?... ¿acaso soy perro para que no me contestes?
Azotadle.
(Los soldados le azotan a Jesús)
HERODES: Ponedle ropas reales y llevadlo a Pilatos... ¿qué pérdida de tiempo? (sale)

ESCENA III

PILATO: (Ingresando) Me habéis presentado a este como un hombre que perturba al pueblo; pero habiéndole interrogado yo delante de vosotros, no he hallado en este hombre delito alguno de aquellos de que le acusáis ... nada digno de muerte ha hecho este hombre. Le soltaré, pues, después de castigarle
SACERDOTE: ¡Fuera con este!
PILATO: Yo no hallo ningún delito, Pero vosotros tenéis la costumbre de que os suelte uno en la pascua ¿a quien queréis que os suelte, a Barrabás, o a Jesús llamado el Cristo rey de los Judíos?
BETHERAN: No a este, sino Barrabás
PILATO: ¿Qué, pues queréis que haga del que llamáis Rey de lo judíos?
MULTITUD: ¡Crucifícale! ¡Crucifícale!
PILATO: ¿Qué mal ha hecho?
MULTITUD: ¡Crucifícale! ¡Crucifícale!
PILATO: Tomadle vosotros, y crucificadle; porque yo no hallo delito en él
BETHERAN: Nosotros tenemos una ley, y según nuestra ley debe morir, porque se hizo a sí mismo hijo de Dios.
PILATO: (A Jesús) ¿De donde eres tú? (silencio) ¿a mi no me hablas? ¿no sabes que tengo autoridad para crucificarte, y que tengo autoridad para soltarte?
JESÚS: Ninguna autoridad tendrías contra mi, si note fuese dada desde arriba; por tanto, el que a ti me ha entregado, mayor pecado tiene.
SACERDOTE: Si a este sueltas, no eres amigo de César; todo el que se hace rey , a César se opone.
PILATO: (Llevándolo al público) ¡He aquí vuestro rey!
MULTITUD: ¡Fuera, fuera, crucifícale!
PILATO: ¿A vuestro rey he de crucificar?
SACERDOTE: No tenemos más rey que César
PILATO: (Se lava las manos) inocente soy, de la sangre de este justo, allá vosotros
MULTITUD: Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos...
PILATO: Azotadle y crucificadle (sale)
SOLDADO I: Aquí está tu corona (le pone una corona de espinas) ja, ja, ja y este es tu cetro (le entrega una caña)
SOLDADO II: (Se arrodilla) ¡Salve rey de los judíos! (le quita la caña y lo golpea en la cabeza)
(Los soldados sacan a Jesús, salen todos)


ACTO IV

(Calles de Jerusalén - Ingresa Jesús con una cruz acompañado de los soldados, seguido de los sacerdotes)
MUJER: (Llorando) Rabí, Rabí... maestro, maestro...
JESÚS: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mi, sino llorad por vosotros mismas y por vuestro hijos, porque vendrán días en que diréis: Bienaventuradas las estériles y los vientres que no concibieron y los pechos que no criaron. Entonces comenzarán a decir a los montes: Caed sobre nosotros y a los collados; Cubridnos porque si en árbol verde hacen estas cosas. En el seco ¿Qué no se hará?
(Se detienen y proceden a crucificar a Jesús)
JESÚS: Padre perdónalos porque no saben lo que hacen.
BETHERAN: A otros salvó, sálvese a sí mismo, si este es el Cristo
SOLDADO I: Si tu eres rey de los judíos, sálvate a ti mismo.
SOLDADO II: Si eres Rey desciende de la cruz. Tú, el que derriba el templo y entres días lo reedificas, sálvate a ti mismo. Si eres hijo de Dios sálvate
SACERDOTE: A otros salvó, pero así mismo no se puede salvar. Si es el Rey de Israel, que descienda ahora de la cruz, y creeremos en él.
BETHERAN: Confió en Dios; líbrelo ahora si le quiere, porque ha dicho soy hijo de Dios.
JESÚS: ¡Eloí, Eloí! ¿lama sabactani? Dios mío, Dios mío. ¿Por qué me has abandonado? (desamparado).
BETHERAN: Mirad, llama a Elías.
JESÚS: Tengo sed
SOLDADO I: (Le da de beber vinagre) Dejad, veamos si viene Elías a bajarlo.
JESÚS: En tus manos encomiendo mi espíritu. (muere - música triste)
ÁNGEL I: Ciertamente él llevó las enfermedades del mundo y sufrió los dolores de ellos ¡pero ellos los tuvieron como azotado y afligido por Dios.
ÁNGEL II: Pero el fue herido por las rebeliones, molido por los pecados del mundo. Para darles la paz, cayó sobre él, el castigo, y por sus llagas fueron curados.
ÁNGEL I: Todos se descarriaron como ovejas, cada uno se apartó por su camino, mas Jehová cargó en él, el pecado de todo el mundo.
ÁNGEL II: ¿Quién habrá creído en nuestro anuncio? Pero angustiado él y afligido no abrió su boca; como un cordero fue llevado al matadero; como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, no abrió su boca.
ÁNGEL II: Oh hombres violentos, por medio de él y de juicio fue quitado; y su generación quién la contará?
Porque fue arrancado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de su pueblo, fue herido.

Telón

ACTO V

Una tumba a un costado. Jesús envuelto en sábanas, una puerta en mitad del escenario, luces que parpadearán al momento de la resurrección.

(Aparece una gran puerta custodiado por los soldados que están comiendo)
SOLDADO II: Como es posible que nos envíen a cuidar una tumba...
SOLDADO I: Hasta un cadáver puede ser robado
SOLDADO II: Decía que iba resucitar
SOLDADO I: A ver si es cierto, ja, ja, ja
SOLDADO II: Que delicioso está este pan, si tuviéramos más sería fantástico
SOLDADO I: Pueden venir sus seguidores y luego decir que si resucitó
SOLDADO II: El procurador quiso soltarlo a toda costa, pues decía que era inocente
SOLDADO I: Es mejor tener contento al pueblo
SOLDADO II: Pero liberar a Barrabás, eso fue un gran error, era mejor liberar al loco rey que a ese subversivo.
Mientras se realiza la conversación entre los soldados, se apaga las luces principales, parpadea las luces del sepulcro mientras que Jesús se quita las túnicas.
(Ingresan los ángeles detrás de los soldados mueven la puerta del sepulcro)
ANGEL I: ¡Jesús! tu padre te llama.
SOLDADO I: Esas son cuestiones de los procuradores tribunos...
(Se escucha un sonido)
SOLDADO II: ¿Qué fue eso? (voltea)
SOLDADO I: Por Júpiter...
JESÚS: (Ingresa por la puerta del sepulcro música- y sale)
(Los soldados se desmayan)
ANGEL I: (Al público) No temáis, por que yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.
ANGEL II: No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.
ANGEL I: acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea diciendo: es necesario que el hijo del hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite el tercer día...
ANGEL II: Id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho
DIA: (Ingresando) ¿Derrotado yo? Pero ya lo tenía en el Seól, porqué tuvo que soportar todo por salvar a esos hombres malvados ¿por qué tenía que resucitar? (sale)
ANGEL I: Sorbida es la muerte en victoria ¿dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder el pecado, la ley... Dios nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo...

                                                            FIN

PRINCIPAL

OBRAS TEATRALES

La victoria de Cristo

El cuarto Rey mago 

Por la libertad

 Mamá Rocío 

 Por ti hijo mio 

El cielo en la tierra 

 La Caida 

 El Pecado de David

La Conversión de Pablo 

 Álbum de fotografías 

Hijo mío 

Acerca de mí 

 

 

SI QUIERE COMPARTIR SUS INQUIETUDES O ENVIARNOS UNA DE SUS OBRAS, NO LO PIENSE MÁS, HAGA CLICK AQUÍ

Al buscador de La iglesia Adventista del 7mo día

         Nedstat Basic - Free web site statistics

LEA Y ESCRIBA NUESTRO LIBRO

 Américo Maguiña